martes, 12 de enero de 2010

PREOCUPACIÓN: ¡NECESITAMOS SACERDOTES!

El día de ayer fui a pasear por el centro de la ciudad y como soy aficionado al arte religioso no me pude resistir en ir a visitar una de las mas importantes Basílicas de Lima “La Iglesia De San Pedro” y aunque ya la he visitado en muchas otras ocasiones, siempre conserva ese ambiente lleno de misterio, que despierta el sentimiento de religiosidad (el cual creo que todos llevamos en el corazón) y ni hablar de las obras arte que hay en cada uno de sus altares y retablos que siempre me despiertan una nueva admiración… realmente para mi ingresar a este templo es como estar pisando una parte del Cielo…

Pero el día de ayer tome conciencia de algo que me ha llenado de una profunda preocupación, la cual no me ha dejado dormir y esto ocurrió cuando se dio inicio a la Santa Misa al medio día (en la cual siempre participo cada vez que visito San Pedro); lo que ocurrió fue que el Sacerdote
que celebraba la Santa Misa ya llevaba muchos años encima los cuales no le permitían desenvolverse de forma adecuada en el altar y su voz se entrecortaba en la lectura del Evangelio… lo cual me llenó por una parte de admiración, al observar el profundo compromiso de este Sacerdote con su Vocación y con Dios, porque sobreponiéndose a los males (que todos sufriremos por la edad) y haciendo un esfuerzo heróico no permitió que ninguno de los feligreses que esa tarde participamos de la Santa Misa nos quedemos sin nuestra celebración y mucho menos sin la Sagrada Comunión…

Pero como les decía este mismo acontecimiento también me llenó de una profunda preocupación al tomar conciencia de la escasez de Vocaciones Sacerdotales que esta sufriendo nuestra Santa Iglesia…

Y si bien derepente sean causas de la disminución de las Vocaciones Sacerdotales, los testimonios negativos o antitestimonios que han dado muchos personajes que asumieron esta Vocación como el padre Alberto, el obispo Lugo y otros (que prefiero no mencionar)… o derepente la propaganda destructiva contra nuestra Santa Iglesia que realizan muchos movimientos religiosos no católicos o mejor dichos sectas (cuyo lema es divide y vencerás) quienes defienden farisaicamente a todo aquel que traicione su Compromiso Sacerdotal (el Voto De Castidad) sustentándose en sus biblias manipuladas y mal traducidas, a través de los medios de comunicación (los cuales nadie sabe como los financian)… o derepente otra causa sea la influencia de la Sociedad Laicista en la que vivimos, que ha reducido la idea de “Vocación” a una simple habilidad, oficio, servicio o profesión es así como engañan a los jóvenes ilusionándolos que descubrirán su Vocación simplemente resolviendo un “test vocacional”, cosa que es totalmente falsa, porque recordemos que “Vocación” es aquel llamado o tendencia que todo ser humano tiene en lo mas profundo de su Esencia (Conciencia) de alcanzar el sentido ultimo de su Existencia (aquello para lo cual existimos) o mejor dicho en Cristiano, “Vocación” es el llamado que Dios hace a cada ser humano (por su nombre) a través de su Corazón (Conciencia) para alcanzar la Santidad (el sentido ultimo de nuestra vida)… y este llamado Dios lo hace a todos los seres humanos desde antes de su nacimiento, ahora que este llamado de Dios lo desarrollemos a través de un oficio o profesión es otra cosa, además nos queda claro con esta explicación que no descubriremos nuestra vocación a través de un test, sino por el contrario este es un recorrido que debemos hacer en nuestra vida…

En este punto también me es preciso aclarar que en el caso de la Vocación Sacerdotal esto no es un oficio o una profesión sino es una Opción De Vida para la cual Dios mismo ha escogido a personas excepcionales (Dios escoge a sus Sacerdotes) desde antes de su nacimiento para que ejerzan este Sagrado Ministerio al cual no estamos llamados todos (todos estamos llamados a la santidad pero no la sacerdocio) porque para asumir este Ministerio, Dios mismo le ha dado a estas personas excepcionales ciertas características y justamente una de estas características es la Vida en Castidad y por ende en Soltería…

Pero pese a las posibles causas que he mencionado líneas arriba, para mi la mas trágica es nuestra indiferencia con esta problemática… porque no creo que yo sea el único que me haya percatado en que en nuestras iglesias cada día haya menos Sacerdotes y los que están ya son de avanzada edad… esto es algo serio porque no me imagino, qué seria de nuestra santa iglesia sin sacerdotes, sin nadie que pueda celebrar la Santa Misa, sin que nadie tenga ese don extraordinario de poder Consagrar El Pan Y El Vino En El Cuerpo Y Sangre De Nuestro Señor, sin que nadie nos administre la Unción De Los Enfermos o nos administren los Sacramentos… ¿Qué seria de Nuestra Iglesia?... y aunque no me lo quisiera imaginar cada día me doy mas cuenta que esto es una realidad…

Es por esta razón amigo(a) Cristiano Católico que también te sientes comprometido con Nuestra Iglesia o que estas leyendo por casualidad estas líneas, que te invito a que ayudemos a nuestros jóvenes (y por que no también a los adultos) a descubrir cual es su auténtica Vocación Cristiana (La Santidad) y a discernir si es que tienen esa gracia extraordinaria de la Vocación Sacerdotal (si es que Dios los ha escogido a la Vida Sacerdotal)… aclarando esta ultima idea, porsiacaso no estoy diciendo que busquemos que todos los jóvenes (a la fuerza) se conviertan en Sacerdotes y así llenar Nuestras Iglesias y listo, a lo que estoy invitando, es que ayudemos y acompañemos a nuestros jóvenes y adultos a descubrir en su vida si es que cuentan con aquellas características extraordinarias o Dones necesarios para optar por la “Vida Sacerdotal” de forma Libre y Conciente, además no debemos olvidar que estamos en el “Año Sacerdotal” y esta labor nos urge a toda la Iglesia…

Aunque quisiera hablar mas, se que leer estas líneas pueden cansar un poco, es por ello que para concluir con esta reflexión los dejo con un pequeño video el cual los invito a difundirlo….

video

Si ya han leído estas líneas y visto el video, espero sus comentarios que serán de mucha ayuda en esta reflexión y labor evangelizadora….

ALFONSO GUTIÉRREZ BELTRÁN
SOFISTA